Y ¡Dale con el agua!

Trucos para ahorrar en el consumo de agua

Cada especie necesita una cantidad de agua determinada, por eso para que sea más fácil regarlas, la mejor solución es agruparlas en diferentes zonas del jardín según la cantidad de agua que requieran y regarlas de forma independiente. También, cabe recordar que los sistemas de riego más oportunos para ahorrar agua son el riego por goteo, ya que va aportando la cantidad de agua necesaria y por lo tanto no derrocha en la misma.


En el caso de utilizar riego por aspersión, es importante dimensionar correctamente el sistema de tuberías y aspersores en función de las superficies donde se encuentren las especies, para que no riegues en otras zonas donde no necesiten agua. La manguera hay que utilizarla lo menos posible, sólo en casos de riegos muy localizados o excepcionales, pero la mejor alternativa sigue siendo aportar agua a nuestros ejemplares con las regaderas, ya que se aprovecha el agua justa y necesaria.

Consejos para un mantenimiento económico

Es muy fácil ahorrar agua, sólo tienes que concienciarte de que el agua es un bien muy importante en nuestro jardín y que la naturaleza lo necesita para crecer. Por ello, hay muchos consejos que puedes realizar en tu vida cotidiana y que te ayudarán a disminuir el consumo de agua.

Muchos piensan que el césped necesita mucha agua y en cierto modo es cierto, pero hay que saber cada cuanto tiempo está acción debe realizarse. Como regla general, el césped sólo necesita ser regado cada 4 ó 7 días en verano y cada 10 ó 14 días en invierno. Tras una buena lluvia no necesita ser regado durante 2 semanas. Además, el césped se debe regar por la mañana temprano, cuando la temperatura es baja y no hace a penas viento, así se reducirá la evaporación del agua.


Además, no cortes el césped a muy baja altura, ya que si el césped está algo más largo sus raíces serán más profundas, estas aprovecharán mejor el agua y el tallo mantendrá mejor la humedad del suelo. Es necesario que evites el abuso de fertilizantes, estos aumentan los requerimientos de agua.

Por otro lado, cuando vayas a lavar el coche utiliza lavaderos que reciclen el agua. Si lo lavas tu mismo, hazlo sobre el césped, de esta manera aprovecharas el agua que usas para lavar el coche. Si tienes piscina en tu hogar es importante que instales nuevos filtros ahorradores de agua, ya que una piscina gasta mucha agua y de esta forma conseguirás no gastar tanto dinero.



Anuncios
  1. #1 por Zorro de Segovia el 25/08/2009 - 22:13

    buen post, mejor que teorizar es dar consejos, sí señor

A %d blogueros les gusta esto: