Nuevas adquisiciones del MACS.

Esta vez las obras, además de no ser biodegradables tienen la desventaja de ayudar con su poder cancerígeno.

Tubos de fibrocemento con firma propia de la que aún se ve restos, Uralita.
Obra muy bien conservada, de la llevada de aguas a Torreiglesias. Afortunadamente para sus vecinos fueron sustituidos por otros de PVC.
Los artistas dejaron su firma en el museo con la condición de que algún día, algún pringao se diera cuenta y los diera otro destino.
Llevan en el museo algo más de dos años, el reto es saber cuando desaparecerán.


Anuncios
  1. #1 por Anonymous el 30/09/2009 - 8:36

    Das la impresion con tus tus fotos que este un pueblo sucio. Dejate de istorias y no mientas.

A %d blogueros les gusta esto: