Datos de la historia

Un ayudante de Napoleón, viendo que el Emperador no podría alcanzar su gorro que estaba situado a más altura de lo normal para su estatura, le dijo:
– No os preocupéis Señor, yo os lo daré, que soy más grande.
A lo que Napoleón le contestó (imagino que con sorna y mala leche):
– No me preocupo, vos sois más alto pero no más grande. El más Grande soy yo.


Con dedicatoria a Carlos y a sus anónimos
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: