Hojas del árbol caídas, juguetes del viento son.

Blanco es su vestido, ondea
suelto el cabello a la espalda.
Hoja tras hoja las flores
que lleva en su mano, arranca.

Ora, vedla, mira al cielo,
ora suspira, y se para:
Una lágrima sus ojos
brotan acaso y abrasa
Es el susurro del viento
es el murmullo del agua,
no es su voz, no es el sonido
melancólico del arpa.
Hojas del árbol caídas
juguetes del viento son:
Las ilusiones perdidas
¡ay! son hojas desprendidas
del árbol del corazón.

Fuente: El estudiante de Salamanca. José de Espronceda.



En un futuro cercano
al mirar al horizonte
y al alcance de la mano
verás a lo lejos monte
con molinillos girando,
que darán luz a los ciegos
y a los mancos hasta las manos,
a los pobres dinerito
y a los ricos más caudales,
a los adeptos contento
y a los contrarios puñales.

Este no necesita cita, es mío.

Anuncios
  1. #1 por Anonymous el 14/12/2009 - 18:46

    El montaje te ha quedado muy bien, veremos cuando los monten si te choteas también.

    Yo voy de pareado

A %d blogueros les gusta esto: