¡A comer!

Así nos recibe la nieve en el alero del tejado de la nave, hace buena tarde, ha salido el sol y la luminosidad ambienta el paisaje.
Las vacas nos han visto venir por el camino, nos han seguido y esperan en la puerta a que salgamos.

Mientras cargamos a estas dos madres y sus crías las suelta para que vayan a beber agua

Montado en el tractor, entra en la nave para “pinchar” un paquete y con precisión casi milimétrica colocarlo sobre el remolque. Luego vendrá el problema de subir la pequeña cuesta hasta salir al camino y volver a por otro paquete para las que están en Pelayos.


Listo, ya está sobre el remolque.

Vamos hacia la salida “bailando” sobre la nieve y el hielo, la tracción a las cuatro ruedas en “corta” nos hace llegar arriba.
Me bajo, abro la puerta, entra Alberto y detrás, sin perder un minuto entran el toro, las vacas y las crías. Me monto en el todo terreno y doy vueltas.

Los terneros con sus madres comen en los montones de hierba seca.

Los hay que parece que son amiguetes y hasta comer lo hacen juntos.

Al fondo, el padre y en primer plano tres de sus hijos.
Después de camino a otra parcela para echar de comer a las que allí están, éstas en el término de Pelayos.
Es el mismo procedimiento, mientras conduzco dando vueltas a medio embrague, Alberto tira la paja en porciones del paquete. Las vacas hacen la misma operación que antes. Es curioso que no se conformen con comer de un solo montón si no que van de uno a otro, la que llega quita a la que está y esta va a otro y hace lo mismo.

Nos quedamos un rato viéndolas comer y charlando. Me tiro al suelo y hago algo que había deseado toda la vida hacer, el ángel en la nieve moviendo brazos y piernas. Pero no me dejan acabar.
– ¡Estás loco! ¡Qué ostias haces, que estás muy mayor para hacer gilipolleces!
No lo he conseguido, otra vez será. Me levanta de la nieve casi arrastrándome

– ¡Maldito déjame!
– Anda quítate el chaquetón para sacudirlo, me vas a poner el coche hecho una mierda.
Un día le voy a dar una ostia y me voy a quedar tan a gusto.
Y luego de vuelta al pueblo, volvemos por el camino de entrada y por el que solamente hemos pasado nosotros.
Espero que el próximo fin de semana me lleve con él, me lo paso pipa.
Anuncios
  1. #1 por Carlos A. González el 10/01/2010 - 21:06

    Joer Toni y yo creía que estaba nevando bien en Cadalso y veo esto…..?
    unn saludo blanco..
    Carlos A.

  2. #2 por tony monton el 10/01/2010 - 21:19

    ¡Ya te digo!.
    Eso es sólo del viernes, hoy nos hemos venido a las 12 porque había predicción de nevada importante a partir de las 14, he hablado hace 5 minutos con Alberto y lleva toda la tarde nevando.

  3. #3 por Pedro Alfonso el 11/01/2010 - 23:10

    Esto no es nada,en Cadalso han caido 2 metros, por lo menos.venga yaaaaa.

    Zorro Corredero

  4. #4 por tony monton el 12/01/2010 - 9:23

    Pedro, eso sin exagerar. Porque exagerando se tapó el campanario de la Iglesia. jeje

A %d blogueros les gusta esto: