La siesta

La siesta es el orgasmo de la comida. Comes, te lavas los dientes y enciendes la tele. Están los señores que sólo dan noticias tristes, te pones una mantita, te tumbas el el sofá y disfrutas los más minutos posible con un sueño profundo que te deja nuevo.

Siempre y cuando el teléfono no te produzca un coitus interruptus que te joda el mejor rato del día.
Te pueden interrumpir tres clases de personas.

El amigo que sabe que estás echado la siesta y dice:
– ¡Cabrito, ya es hora de despertarse!
– Y tu ¡cabrón!, te encargas de hacerlo. Voy a retirarte la palabra.
La segunda, un cliente que sabiendo lo mismo llama inocentemente antes de las cinco y dice:
– Perdona, ¿te he despertado?
– No, dime. – ¿qué le vas a decir?
– Es que necesito saber de qué color es el cielo.
– Ahora lo miro y te llamo.
Te da el trabajo que te da de comer todos los días y de paso te paga los pequeños vicios que se te cruzan por el camino.
Y por último esa puta voz de locutor-máquina que te pilla por sorpresa.
– Buenas tardes, le queremos ofrecer una oferta de conexión a internet de prueba por 75 días totalmente gratuíta. Si desea la información pulse 1 en su teléfono.
Y hoy que ya debía haber dormido suficiente pero que me hubiera gustado acabar el “kiki siestero” he decidido pulsar 1.
– Buenas tardes-me contesta una melosa voz argentina o cercana- le atiende Liliana Sanchez. ¿Puede decirme su nombre para dirigirme a usted por él?
– Pues mire, no. Dígame quien llama.
– Ya le he dicho que soy Liliana Sánchez.
– No su nombre si no su compañía.
– Somos una multiplataforma que trabajamos con todas las operadoras…. -no la dejas acabar porque te puede soltar una historia interminable que no te interesa lo más mínimo.
– ¿Y con que derecho interrumpen mi siesta?
– Es que no somos adivinos.
– Eso ya me he dado cuenta, ya que llaman y me preguntan el nombre. Pero sí han de respetar un horario. Imagínese que estoy echando un polvete, que esta hora es la mejor ¿que habría hecho?
– No contestar.
– Claro pero me habría jodido la concentración. Así que como me vuelvan a llamar a esta hora les juro que me voy en pelotas al juzgado para exigir que respeten mi intimidad. Buenas tardes y buena suerte.
Anuncios
  1. #1 por Anonymous el 20/01/2010 - 20:56

    ¿que tiene que ver los libros con las bragas y la
    siesta ?

    J.M.

  2. #2 por tony monton el 20/01/2010 - 22:02

    Pues… si no te echas la siesta y tienes que pasar el rato leyendo y no encuentras libro, pues te vas al mercadillo te compras tres bragas y te regalan uno y así no jodes a la gente llamándola para que se despierten. jejejejejejej

  3. #3 por Zorro de Segovia el 20/01/2010 - 22:39

    y encima son libros de poesía, vaya tela

  4. #4 por Anonymous el 21/01/2010 - 16:19

    Le mandas huevos

    J.M.

A %d blogueros les gusta esto: