Camino de Collado

Tarde de sábado, después de un viernes deprimente, salimos tarde con amargor en la boca, la casa helada y sin poder encender la calefacción porque venían los del seguro a arreglar una fuga en el suelo [tiene cojones que con cuatro años y pico tenga una fuga la instalación]. Llegaron cerca de las cinco y hasta las siete no pudimos encender. Y se nota una barbaridad las cuatro horas de retraso en el encendido.

Esta mañana nos hemos ido a La Granja a comer unos churros y a cortarme el pelo, que falta me hacía y después de una entregada siesta nos fuimos a pasear hacia Collado, la primera intención fue llegarnos a casa Berna.

Pero al llegar a la Piedra de la Manzaneda, no nos quedó más remedio que dar la vuelta, en esas alturas hacía un frío que pelaba.

El cielo limpio y con una luz maravillosa, por delante y por detrás, al este y al oeste.
No hay mucho más que contar salvo que me he metido a incendiario en el patio a ver si era capaz de quemar unos troncos viejos que aun quedan de la antigua casa. Está visto que no sirvo para semejante faena. Llamaré un día a Rafa, mi bombero preferido, para que me de unas clases; porque digo yo que un bombero también sabrá hacer fuego.
Ahora me ando buscando documentación de los zapatos Gorila, fabricados, al contrario que todos los de este país que son del levante, en Arnedo.
Efectivamente, los de la pelotilla.
Anuncios
  1. #1 por Zorro de Segovia el 31/01/2010 - 23:05

    los de Arnedo son unos cracks. Yo uso botas Chiruca para la montaña a las que han incorporado todas las “modernidades” (Gore-tex, Vibram). Los tíos te clavan, pero hacen buen producto.

    Por cierto, los zapatos “Fluchos” también son de Arnedo.

A %d blogueros les gusta esto: