Hablando de La Plaza de Castilla.

Esta plaza siempre ha sido un referente de los madrileños.
El final, de como no podía ser de otra manera, del paseo de la Castellana. La salida natural a la sierra, la que divide y dividía las dos Castillas.
En un tiempo le falto poco para pertenecer a Segovia. Esta llegaba hasta Miraflores y de allí a aquí, un paso.

En la plaza acababan barrios tan señoriales y populares como el de Chamartín y el de Tetuán.
Ya no había más casas. Incluso yo he conocido los túneles y campos de fútbol populares que había un poco más abajo. Si claro, son los años que no perdonan y que permiten recordar lo más querido, la niñez y la juventud.

Vista desde arriba hacia La Castellana.
El Monumento a Calvo Sotelo, fue construido durante el año 1.959, las esculturas de Calvo Sotelo, la estatua posterior del “Dolor” y los dos relieves del “Héroe” y el “Mártir” situados a izquierda y derecha de la “Proa”, fueron ideados por el Arquitecto, encargando éste su realización al escultor D. Carlos Ferreira de la Torre, que culminaría su ejecución y diseño definitivos.
El emplazamiento elegido fue el de la Plaza de Castilla y el Monumento así concebido formó el remate del fondo de perspectiva del Paseo de la Castellana, que en su prolongación se llamaba entonces “Avenida del Paquísimo”. Fue el mismo Francisco Franco el que inauguraría este Monumento durante el mes de Julio de 1.960.
Anuncios
  1. #1 por Zorro de Segovia el 22/02/2010 - 21:21

    pedazo de solar que había en los Juzgados …

A %d blogueros les gusta esto: