La Puerta del Sol – 1860

La puerta del Sol en 1860, se comenzaba a remodelar, se ven en construcción los edificios que forman el arco y ya se intuyen Carmen y Preciados.
Puerta del Sol, a punto de terminar las obras de reforma. 1862.
Castellano. Museo Municipal (Madrid) .
En esta foto la plaza ya está prácticamente terminada, dejándola tal y como la conocemos hoy. A la izquierda la calle Arenal, con la torre de San Ginés y a continuación la calle Preciados. En los bajos del edificio que hace esquina entre Sol y Preciados (acera de la derecha) acaba de inaugurarse (12 de Octubre de 1861, aún sin estar la plaza finalizada) el Café Universal que tiene a gala ser el mayor de Madrid, con capacidad para 1500 clientes. Su lugar lo ocupa hoy El Corte Inglés.
Puerta del Sol, a punto de terminar las obras de reforma. Febrero de 1862.
A.Alonso Martínez. Colección Olmedilla (Madrid) .
La Puerta del Sol, desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XIX constituyó un espacio alargado y bastante angosto que resultaba del cruce de las calles Arenal, Mayor, Alcalá y Carrera de San Jerónimo. Las primeras ideas de su reforman datan de 1836, pero no se concretaron hasta 1857, mediante un proyecto de los arquitectos Lucio del Valle, Juan Rivera, José Morer y Antonio Ruiz de Salces. Empezaron a derribarse los antiguos edificios en 1857 y la reforma finalizó en 1862, como puede verse en la foto. El proyecto de reforma conservaba la alineación de la antigua Casa de Correos en uno de sus lados, mientras que en el otro adoptaba una forma semicircular. Los edificios del lado curvo se proyectaron unitariamente, todos con la misma fachada, mientras que los del lado recto, por ser anteriores, son todos diferentes entre sí. La famosa plaza ha sufrido, desde entonces, dos reformas importantes: una en 1950 y otra en 1985.
Puerta del Sol, tras la remodelación, 1865.
J.Laurent. Colección Martín Carrasco (Madrid) .
En esta foto vemos ya la Puerta del Sol completada tras la reforma. Al fondo, en 1864, se ha instalado el primer hotel de lujo de Madrid: el Gran Hotel de Paris. La fuente central, aún permanece aquí, pero dentro de pocio será trasladada a Cuatro Caminos. A la derecha vemos la Real casa de Correos, hoy sede de la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Las necesidades del Estado obligaron en el siglo XVIII a crear una sede para las dependencias de Correos, eligiéndose la Puerta del Sol para su ubicación. Fue necesario el derribo de un buen número de casas para la edificación del palacio, derribo que llevó a cabo Ventura Rodríguez. Los primeros diseños los presentó este arquitecto, pero su traslado a Málaga motivarían su sustitución por el arquitecto francés Jacques Marquet, quien lo terminó de construir en 1768. En 1866, un año después de esta foto, se levantó la torre definitiva donde se ubicaría su famoso reloj, elemento más popular del edificio. La estructura del palacio en el interior se distribuye a través de dos patios gemelos.
La Real Casa de Correos se utilizó para este fin hasta 1847, año en el que pasó a depender del Ministerio de Gobernación. Durante la Dictadura de Franco fue la sede de la Dirección General de Seguridad y por sus calabozos pasaron buena parte de los opositores al Régimen.
Como podemos ver, en la época de la foto aún n o habían llegado los tranvías a la Puerta de Sol pues los primeros, de tracción animal no lo harían hasta 1871, en la ruta Sol-Serrano.
Puerta del Sol, tras la remodelación, 1865.
Ch.Clifford. Museo Municipal (Madrid)
Otra foto de la plaza tras su reciente reforma. Aquí vemos la fuente central, que había sido el pilón protagonista de la inauguración del Canal Isabel II en la calle de San Bernardo cuando la traída de aguas a Madrid el año 1858. Después, hasta finales del siglo, estuvo en la Puerta del Sol, tal y como aquí vemos, pero el alto surtidor al parecer ponía la plaza perdida de agua y se la llevaron a la plaza de Cuatro Caminos; entonces tenía una rocalla en el centro, y allí estuvo desde 1913 hasta los años 50 del pasado siglo XX en que fue trasladada a la Casa de Campo. Y, de momento, allí sigue.
Fuente: viejo-madrid.es
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: