Historia real, ¿vacile administrativo?.

Los ganaderos están obligados por ley a mantener sus cabañas bajo un estricto control sanitario. Hasta ahí correcto y sin discusión. Para ello se hacen pruebas al ganado periódicamente para conocer, controlar y gestionar la influencia de la tuberculina en las ganaderías de España y en nuestro caso de las de la provincia de Segovia.

La brucelosis se diagnostica generalmente mediante la detección de anticuerpos específicos contra Brucella en sangre por seroaglutinación.

También por aislamento del patógeno mediante hemocultivo. Con el advenimiento de las tecnologías del ADN en las últimas décadas se está utilizando para diagnóstico la PCR (Polymerase Chain Reaction) la cual es altamente especifica e incluso sirve para distinguir entre las diferentes especies de Brucella, pero su costo hace que la seroaglutinación siga siendo la técnica más utilizada.
Los ganaderos en un principio se “fían” de lo que unos “expertos” realizan con sus cabañas; saben que si les sale un caso positivo se juegan tanto como la supervivencia de su cabaña. Ya se han dado casos en el que esas pruebas han hecho sacrificar una ganadería completa.
En un último “control”, por llamarlo de alguna manera, una vaca de menos de tres años dio un “positivo dudoso”. Yo particularmente no se qué interpretación darle a una frase de este tipo. Si es positivo, adelante, si es positivo dudoso… vuelve a hacerlo pero no debes enviar a la res al matadero si no estás seguro puesto que allí lo van a hacer a vaca matada. Porque pasa que se llevan la vaca al matadero, es sacrificada y los análisis posteriores dan negativo.
Un animal que habría alcanzado un valor mínimo entre seiscientos y setecientos euros, ha reportado a su propietario la friolera de 100. En fin, un negocio redondo por las apreciaciones hipotéticas de unos veterinarios.
Con el agravante de que la calificación del ganadero baja ostensiblemente. Su cabaña ya está señalada.
Conclusiones:
Si en un principio es dudoso, y luego se demuestra que no… ¿por qué al ganadero le dan 100 euros y no lo que le correspondería?
Si hay duda … ¿por que esa res pasa al canal de distribución de la alimentación humana?
Si pasa a ese canal… ¿Se vende en las carnicerías al precio normal o sale con un precio rebajado de seis veces menos, con un cartelito que ponga “dudoso”? ¿quien se lleva los cuartos de esa venta?. El ganadero no.
Supongamos que esa vaca vuelve a dar positivo en el matadero.
¿Que se hace con su canal?. ¿Se quema, se echa a los lobos ó tal vez se hace picadillo?.
No lo se y por eso pregunto.
Los ganaderos de la zona, y que conste que cada uno arrima el ascua a su sardina, temen o están temiendo que su futuro está un poco oscuro. Entre los precios que cobran, ayudados por subvenciones, las miles de cortapisas que les imponen, el cansancio de la pelea diaria para nada y la presión de las administraciones se sienten abatidos.
Siempre nos quedará en la Vera de la Sierra “la Cadalseña”. A esta les va a costar más de una jeringa y un dolor de cabeza hacerle la prueba.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: