El puente

Lo mejor de los puentes es que te permiten cruzar el río, o la semana, sin darte cuenta que no hay agua y que se pasa muy pronto.

Este que ahora ocupa todo mi pensamiento lo forman 5 ojos como cinco días con sus noches.
Con propósito de hacer algo o no hacer nada. Al menos terminaré el huerto y dejaré el riego programado.
E intentaremos pasarlo lo más plácidamente posible. Alguna excursión, un para de visitas programadas, acostarse tarde y levantarse más tarde todavía.
Como además he quitado el Adsl no perderé nada de tiempo en el Mac. Cinco días sin teclado que aporrear, todo el tiempo para nosotros.
Así que… ¡hasta el lunes!. Y que vosotros también lo disfrutéis.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: