El Parque Nacional y el turismo rural.

Está cerca el momento en que sea declarado oficialmente el entorno de Guadarrama como Parque Nacional.

Supone, como lo ha hecho en otros lugares, que nuestra Sierra de Guadarrama hasta ahora conocida solamente por los practicantes del senderismo se convierta en una atracción para el público en general que quiera disfrutar de la naturaleza y el aprendizaje de otras formas de vida distintas de las grandes ciudades. Serán creadas una serie de casas del parque que serán el principal banderín de enganche para los visitantes y dar conocimiento y servicio a todas las posibilidades de Parque Nacional.
Pero otros servicios anejos a él, complementarios y ya en funcionamiento tendrán la posibilidad de ver incrementado su negocio ya sea de restauración o de alojamiento, de la misma forma que han de crearse nuevas estructuras de ocio que ayuden y sirvan a complementar la oferta de naturaleza que el propio Parque ofrece.
El incremento que desde hace unos años se produjo dentro del turismo rural se verá aumentado y por eso todos los establecimiento rurales han de realizar un pequeño esfuerzo y adaptar sus servicios o ampliarlos para conseguir la ocupación rentable de su negocio.
Ya no valdrá el tener una casa rural, por ejemplo, que se alquila durante un cierto tiempo y pensar que el “boca a boca” nos la llenará todas las temporadas- Tampoco el tener un restaurante que ofrezca una carta amplia y deliciosa en un ambiente tranquilo y distendido.
La competencia es buena para el negocio pero hay que saber destacar en ella y coger uno de los primeros puestos.
Posiblemente nos encontremos con visitantes del parque que necesiten proveerse de un picnic o alimentos adaptados a sus excursiones y visitas, servicio de información, guías, ayuda, etc.
Todo ello se realiza gracias a la promoción, que es el cuarto elemento del marketing mix.
Muchos teóricos la consideran como la más importante para el éxito en el negocio del turismo rural. Las promociones son un conjunto de actividades, con los medios de información que llaman la atención de los clientes potenciales (turistas) para que acudan a los puntos de venta.
Para el turismo rural, en la mayor parte de estos casos los puntos de venta son las propias pensiones o casas rurales. Todo ello se hace con el objetivo de satisfacer las necesidades y deseos de los turistas, e implícitamente el proveedor de productos y de servicios turísticos procurará una mayor eficacia económica.
El marketing turístico también tiene instrumentos específicos que actúan como un todo unitario y están en relación orgánica dependiente según el principio del concepto de sistema: de tal forma que los componentes – producto, tarifa, distribución, y promoción – están en una relación complementaria, mutuamente condicionada y guardando un equilibrio impuesto por la estrategia comercial escogida. Las complementariedades de los instrumentos de marketing como resultado de las decisiones asumidas en la literatura especializada se conocen bajo el nombre de marketing-mix o mezcla de marketing.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: