El jardín en verano

Llegan los dos meses en los que más agua se consume y al menos en Sotosalbos nos encontraremos posiblemente con los mismos cortes que veranos anteriores; así que aunque sólo sea por solidaridad debemos intentar ahorrar la máxima cantidad posible de agua.
Han pasado los días en que la vemos correr por arroyos, caceras y boquerones y ahora sólo nos queda lo que los depósitos municipales contienen y que se han ido llenando durante el invierno.
Así que a esforzarse, que luego vendrán las lamentaciones y maldiciones.
El riego eficiente
Definir diferentes zonas de riego
Uno de los principios básicos para un riego eficiente es diferenciar en el jardín zonas de riego elevado, de riego moderado y de bajo consumo, distribuyendo las especies y diseñando los sistemas de riego de forma que el agua pueda ser suministrada independientemente a cada zona. Sólo así cada grupo de especies podrá recibir la cantidad de agua que necesita.
Sistemas de riego
Los tres sistemas de riego más empleados en la jardinería de bajo consumo de agua son:
Aspersión
Localizado (goteo y microaspersión)
Manual
El riego por aspersión distribuye el agua como una lluvia de pequeñas gotas y es aconsejable en zonas de césped o similares. Dependiendo de la superficie del terreno a regar, optaremos por difusores o aspersores. La diferencia entre ambos es que los aspersores tienen movimiento giratorio y alcanzan más distancia, y los difusores no son giratorios y tienen menor alcance.


Ventajas:
• Es eficaz en suelos con alta velocidad de infiltración.

• Permite controlar fácilmente los caudales a aplicar y los momentos de aplicación.

• Distribuye el agua de forma bastante homogénea.


Inconvenientes:
• Cuando hay viento, el riego no es uniforme.

• Una parte del agua se queda mojando las superficies y se evapora.

• Se mojan las hojas y esto provoca, a veces, problemas sanitarios.
Los difusores tienen como ventaja una menor exposición del arco de riego al viento. Por el contrario, en superficies grandes el coste de la instalación puede ser un inconveniente importante.
En el riego localizado el agua se aplica a la planta mediante goteros, que riegan gota a gota, a baja presión.


Ventajas:
• Se produce una menor evaporación de agua que con otros sistemas de riego.

• Permite aportar a cada planta la cantidad exacta de agua, con lo cual el ahorro es considerable (de 2 a 5 veces menos que la aspersión).

• Exige poca presión (de 0,5 a 1,5 atmósferas) de 5 a 15 m.c.a. (metros- columna-agua).
Inconvenientes:
• El coste de la instalación es mayor.

• La cal provoca problemas de obturación de los goteros.

• En terrenos salinos, el sistema de goteo puede provocar afloramiento de sales en los puntos de riego.
Los microaspersores y microdifusores tienen un funcionamiento similar al de aspersores y difusores, pero son mucho más pequeños y su radio de alcance es menor. Por eso permiten repartir el agua de forma mucho más precisa.

Para un ahorro y un riego efectivo, son especialmente recomendables los sistemas de riego por aspersión y por localización. Estos sistemas son más eficientes si están acoplados a un programador, que permite aportar a las plantas las cantidades exactas deseadas, en los días y a las horas fijados.
Consejos para el regante
• Es conveniente regar en las horas de menos calor; así se perderá menos agua por evaporación.
• Los árboles y arbustos recién plantados requieren riegos frecuentes. Sin embargo, una vez que han desarrollado bien sus raíces (lo que supone aproximadamente un par de años), los riegos serán cada vez menos necesarios. En muchos casos bastará con tres o cuatro riegos en el verano, y algunas especies no necesitarán riego alguno.
• Es preferible regar árboles y arbustos pocas veces aunque con generosidad. Las plantas desarrollarán así mejor las raíces y se harán más resistentes a las sequías.
• El riego debe plantearse con flexibilidad, adaptándolo a la meteorología. Es recomendable comprobar el grado de humedad del suelo antes de regar y evitar el riego con fuertes vientos para evitar el riego no uniforme y evitar el incremento de pérdida de agua por evaporación.
• Tanto los difusores como los aspersores y goteros tienen diferentes tipos de caudales, alcances y recorridos. Es importante elegir los que mejor se ajusten a cada necesidad y regularlos cuidadosamente.
• Si se cuenta con un sistema de riego automatizado, pueden incorporarse un sensor de lluvia y un sensor de humedad para evitar riegos innecesarios.
• Hay que tener en cuenta que un riego superior a las necesidades de las plantas provoca un desarrollo superficial de las raíces, una mayor sensibilidad a los cambios climáticos y una debilidad general frente a las enfermedades.
• La limitación del empleo de fertilizantes en verano permite disminuir la demanda de agua de las plantas.
El mantenimiento
Un adecuado mantenimiento es fundamental para mantener la belleza y el atractivo de nuestro jardín, así como su eficiencia en el uso del agua.
De manera resumida las prácticas necesarias para el mantenimiento del xerojardín son las siguientes:
Riego. Además de estar atentos a las condiciones meteorológicas, para evitar riegos innecesarios, es necesario prestar atención al sistema de riego, comprobando periódicamente la ausencia de fugas y su buen funcionamiento.
Poda. Los árboles, en principio, no necesitan ser podados; la planta equilibrada con su porte natural, está más sana y aprovecha el agua más eficientemente.
Reposiciones de aquellas plantas que no han arraigado o se han secado.
Escardados. Para evitar la aparición de malas hierbas es conveniente entrecavar las zonas de alcorques y los parterres. No obstante, el empleo de recubrimientos nos ahorrará en buena medida esta pesada actividad.
Siegas. Los césped muy cortos consumen más agua que los que se mantiene muy altos. Además, una siega alta y poco frecuente favorece el endurecimiento del césped, poseyendo a la larga una mayor resistencia a plagas, enfermedades y sequías.
Cubiertas o “mulch”. Cada año es necesario sustituir las camas hechas con recubrimientos orgánicos finos y comprobar que los demás acolchados cubren adecuadamente los suelos, reponiendo lo perdido por nuevos materiales.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: