Hipocresía

Aquella noche a Borja José le esperaba una noticia sorprendente. Llegó a casa cerca de las diez de la noche, la familia le estaba esperando, era un poco tarde pero el era el rey y no importaba demasiado, había tenido una “reunión” informal con su amante “informal” en un hotel “formal”.

La doncella, Asunción, ya tenía puesta la mesa en el comedor de diario y sólo le quedaba dar el último toque al pescado en el horno y servir.
Las dos cabeceras de la mesa para el matrimonio y sus cinco hijos en los laterales, ocupando la derecha de la madre Calixta, la hija mayor de 17 años, estudiante en El Pilar de COU.
Calixta andaba un poco cariacontecida y su madre Natalia, un tanto nerviosa, pero Borja no se daba demasiada cuenta, aun tenía en la memoria la última caricia de su chica actual y el olor de su cuerpo en la nariz.
Una vez hubieron acabado de cenar los chicos fueron a sacar los dos perros, excepto el menor que fue acostado y Calixta que se quedó con sus padres delante del televisor, el primero de color que había entrado en casa nada más salir en la tienda.
– Borja, tenemos un problema- era Natalia que había roto el fuego- y gordo.
– ¿Problemas nosotros?
– Si y como te digo gordo. Calixta está embarazada de tres meses.
– ¿Y lo dice ahora, a los tres meses? ¿Y quien ha sido el hijoputa?
– Eso no importa ahora, esto hay que resolverlo.
– Bien, tranquilos. Hablaré con Clarita, mi secretaria, que nos aconseje, ella estuvo en Londres dos días y vino sin bicho dentro. Total medio millón de pesetas no van a ningún lado.
Punto y final, ve buscando hotel y billetes de avión. La semana que viene os vais las dos a las rebajas de Harrows. Y cuando suban los chicos todo el mundo a la cama. Y esto es una anécdota que sólo sabemos nosotros tres, ¿lo sabe el padre?.
– No
– Mejor. Y la próxima vez, Calixta, si te dedicas a follar por algo de ti aparte del…
Borja era un tipo con salidas, y con experiencia, su Clarita ya estuvo en las mismas rebajas otro año, y el precio no podría variar mucho. Total, medio kilo era una minucia.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: