Dormir con manta

Cuando uno llega al palacio de invierno, Sotosalbos, se encuentra que sin mirar el termómetro adivinas que la temperatura, de Junio a Septiembre dentro de casa no supera los 22º C., -que en invierno aunque fuera estemos a muchos, y digo muchos [-12], no baja de 10º C.- te das cuenta que en este mes caluroso no podrás quitar la manta, que si quieres estar dentro de casa en manga corta tendrás que abrir ventanas para que entre el calorcillo de fuera.

Que en el porche no podrás estar de noche más tarde de las 11 sin ponerte un jersey, y que cuando vuelves a Madrid compruebas que sales con una temperatura y llegando a Las Rozas hay siete u ocho grados más.
Así que después de la jodía noche de ayer, y antes de dormirte, comienzas a soñar que lo mejor es acurrucarse y dormir sin tener que dar vueltas buscando el lugar más fresco de la sábana.
Y en estos casos lo mejor unas imágenes invernales para Madrid directamente desde el palacio de invierno.




Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: