Hoy he vuelto al foro.

Y no he podido resistir la tentación de pasar por la Plaza Mayor. Eran las 10 de la mañana y me apetecía ver la diferencia con la tarde del sábado.
Aquí la tenéis, limpia, casi solitaria, con el sol y la sombra en sus preciosas fachadas y un aire de paz que daba gusto.

Los soportales casi vacíos, parecen inclinarse hacia el centro (es un problema de perspectiva) no se caerán nunca, el alcalde, nuestro maravilloso Faraón ha contratado a ciudadanos para evitarlo.
Aquí estaba el del turno de las 10 haciendo su tarea.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: