La Comunidad de Madrid para iPhone e iPad

Con una portada algo confusa y un tiempo de carga considerable, la aplicación lleva al usuario directamente a un mapa de “puntos de interés” que al principio no aparecen. Después de un rato de estudio de la aplicación, el usuario descubre que tiene que buscar las instituciones o servicios que necesite y añadirlos directamente en el mapa para que salgan destacados cuando vuelva a abrir el programa.
Lo más práctico es la opción de guardar como contacto (con teléfono y dirección) el servicio o comercio que el usuario desee. Si no, lo puede dejar dentro de sus lugares favoritos y en la categoría que prefiera. Por defecto aparecen sanidad, educación, mayores, cultura, ocio, deportes, medioambiente y centros de inmigración, pero todas ellas están vacías. Algo extraño en un dispositivo destinado a transmitir sencillez de uso.
Pese a que entre el ramillete de ventajas enumeradas durante la presentación se destacó la posibilidad de comprar entradas para el Teatro del Canal o pedir cita al médico, lo cierto es que dichas opciones no forman parte de las funcionalidades de la aplicación. Existen, eso sí, accediendo a través de la navegación web convencional desde una pestaña que aparece en la parte inferior izquierda de la pantalla bajo el epígrafe “Madrid.org”. Lo que carga ahí, dentro del marco de la aplicación, es la propia web de la Comunidad. Y no es eso lo que el usuario suele esperar de un programa nativo para una plataforma cuya misión es, precisamente, simplificar la navegación por entornos pensados para las pantallas de un ordenador. Habitualmente se intenta adaptar cada servicio al dispositivo de modo que en pocos toques de pantalla se llegue al servicio deseado.


Texto de El País

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: