Resumen de un fin de semana

Largo, maravillosamente largo.

Esta vez si que ha habido tiempo para todo, lo primero reparar el destrozo que montó un programador del riego al reventar, no se sabe si por la presión o porque ahora los aparatos llevan en la etiqueta un cartelito que dice: “tente mientras cobro”.

Jueves tarde, concentración en la plaza del Castillo, estaban con la preparación de las obras. Veremos qué sale de esto.

Por la mañana el viernes me bajé a ir terminando el archivo de la iglesia, poco a poco lo voy consiguiendo, la verdad es que esto de dedicarle poco tiempo he de corregirlo, así no se puede

Una deliciosa excursión el viernes por la tarde a Segovia, poca gente por las calles y calor, bastante calor, de regreso cervecita en el Berna de Collado, lo mismo que el sábado por la mañana en compañía de unos collalbos tomando el aperitivo y arreglando el país en una amena charla. Casi dos horas alrededor de una mesa -por cierto: Athletic 1- Atleti 2-. Son predicciones que a veces se cumplen.

El sábado por la mañana patinazo de cita. Llegué a ella con una semana de antelación y a uno se le queda una cara un tanto de poker.

Y por la tarde excursión a las fiestas de Pedraza. Andaban preparando la caldereta en medio de la plaza mientras las mujeres jugaban a los bolos, los hombres a una cosa que no se que era con un disco de hierro.

El castillo con el sol del atardecer se recortaba en el fondo. Era una imagen espectacular.

De regreso a casa uno se pone a pensar que da gusto ver a todo un pueblo olvidar sus diferencias y que se aparca la mala leche.

Si fuera así todos los días esto sería el paraíso, porque resulta que te encuentras a gente por la calle y te cuentan u opinan de otros cosas que piensas que no quieren decir pero… al calentón le viene detrás el fuego y eso desde luego dice tan poco del charlatán que no es normal.

Me jode mucho que me tomen a veces por el confesor de la corte. A mi que a esas cosas no las puedo poner penitencia, no me valen.

Me deben ver carita de cura.

Total, que me quedan, sin contar hoy, tres días para volver. Porque esta semana también me voy el jueves. Si, ya lo se que jode pero me aguantaré un poco y sufriré contando los minutos que quedan para tomar la A-VI y escapar de este averno.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: